LAS FFAA Y AP ¿SE RECONCILIAN?