Birmania sufre un apagón eléctrico en medio de protestas por el golpe

Varias ciudades de Birmania (Myanmar) sufrieron este viernes durante varias horas un apagón eléctrico por una aparente avería del sistema, en medio de una nueva jornada de protestas en contra del golpe de Estado en la que ha muerto un manifestante por disparos de la policía.

El apagón comenzó alrededor de las 13.00 hora local (6.30 GMT) y duró unas tres horas. Además afectó a Rangún, la mayor ciudad del país, y a otras poblaciones de Birmania, según confirmaron a Efe varios residentes.

La compañía eléctrica de Rangún negó que se tratara de un corte intencionado y lo achacó a un «fallo del sistema».

La junta militar lleva semanas cortando cada noche el acceso a Internet como parte de las medidas de represión contra la población. Los ciudadanos han puesto en marcha un movimiento de desobediencia civil contra los uniformados que se hicieron con el poder a través de un golpe de Estado el pasado 1 de febrero.

MANIFESTACIONES EN BIRMANIA

Días después del levantamiento militar, durante el cual se detuvo a parte del Gobierno electo de Aung San Suu Kyi, la junta militar cortó el acceso a redes sociales como Facebook y Twitter para evitar que los ciudadanos se organizaran para protestar y compartieron vídeos de redadas y detenciones.

Este viernes, un día más y pesar de la violenta represión policial, manifestantes en varias ciudades de Birmania tomaron las calles de nuevo.

Un hombre de 27 años murió este viernes después de que la policía disparara contra una protesta en Mandalay, la segunda ciudad del país.

El fallecido, Zaw Myo, murió de un disparo en el cuello mientras agitaba una bandera a un lado de la calle al paso de una protesta de ingenieros, según confirmó a Efe un testigo.

Solo el miércoles las fuerzas de seguridad mataron con munición real al menos a 38 manifestantes; la jornada más sangrienta desde el golpe de Estado.

La feroz represión de las manifestaciones contra el golpe de Estado en Birmania han causado hasta el momento 54 muertos; todos ellos asesinados por las fuerzas militares y policiales, según cifró este jueves la Oficina de Derechos Humanos de la ONU.

EFE