¿Cómo afecta el consumo excesivo de sal a tu corazón?

Las grasas, fritos y procesados se han ganado la fama de ser alimentos dañinos para el corazón.

Sin embargo, existe un enemigo silencioso, poco popular, pero igual de mortal para este órgano vital: la sal.

Ante el desconocimiento social de esta problemática y en el marco de la «Semana mundial de sensibilización contra la sal» (9 al 15 de marzo); el médico Gregory Celis, comparte una serie de recomendaciones preventivas al respecto.

La sal y sus efectos en el sistema cardiovascular

“La sal contiene sodio y cloro, elementos químicos necesarios para el correcto funcionamiento de las células del cuerpo y del corazón. Para mantener estas funciones, el organismo necesita cantidades exactas de sodio fuera de las células y potasio dentro de ellas, para crear un equilibrio perfecto llamado homeostasis“, explica Celis.

La ingesta excesiva de sal desequilibra este proceso natural y altera las funciones en todo el organismo.

‘Primero, el riñón debe realizar un esfuerzo extra para expulsar el exceso de sal, lo que causa un desequilibrio de líquidos y electrolitos; esto, a su vez, genera retención de líquidos en el cuerpo, provocando finalmente hipertensión arterial y alteraciones hormonales’.

Las principales enfermedades cardíacas ocasionadas por la sal

Hipertensión arterial

Según la Organización Mundial de la Salud (OMS), esta enfermedad es la causante del 32% de muertes a nivel mundial y una de sus principales causas es la ingesta excesiva de sodio.

Esta patología se caracteriza por obligar al corazón a trabajar en exceso, provocando a largo plazo su engrosamiento, al ser un músculo.

Esto disminuye su capacidad de bombear sangre a todo el cuerpo, lo que origina una insuficiencia cardiaca.

Insuficiencia cardíaca

Es considerada como una de las consecuencias finales de la hipertensión arterial.

Constituye una afección grave en el corazón y se caracteriza por limitar su capacidad de bombear sangre a todo el cuerpo, lo cual puede causar complicaciones como el uso de marcapasos o incluso la muerte.

Infarto al corazón

Pueden presentarse como una consecuencia de la hipertensión arterial. “Este se produce debido a la obstrucción de una arteria coronaria (encargada de llevar sangre y oxígeno al corazón), lo cual impide que una parte del órgano reciba sangre y oxigenación; además reduce la capacidad de dilatación y contracción del mismo, provocando la muerte de células cardiacas“, añade el Dr. Gregory Celis.

Infarto cerebro-vasculares

Pueden producirse por obstrucción o hemorragia de las arterias cerebrales, ocasionando grandes complicaciones o la muerte del paciente.

Sobre el consumo adecuado de la sal:

  • La mayoría de personas consumen diariamente de 9 a 10 gramos de sal. Esta cantidad excede en 200% la cantidad recomendada por la OMS, que es menos de 5 gramos (menos de una cucharadita) al día para personas adultas.
  • En niños, la cantidad debe ser menor a dos gramos (menos de media cucharadita) diaria.

Sobre las medidas preventivas:

  • Consumir sal según las medidas recomendadas.
  • Leer la información nutricional de los alimentos y tomar decisiones dietéticas saludables.

Consultar al médico de cabecera en caso de tener enfermedades cardiacas pre-existentes y basarse en sus recomendaciones para el consumo adecuado de sodio.

Fuente: Laboratorios Bagó