Tribunal considera ‘ilegal y arbitraria’ detención de Jorge Glas, pero no otorga la libertad

Jorge Glas permanecerá en la cárcel de máxima seguridad La Roca, en Guayaquil. La tarde de este viernes 12 de abril de 2024, el Tribunal de Ecuador que tramitó un pedido de habeas corpus señaló que la detención del exvicepresidente en la Embajada de México en Quito fue arbitraria, pero no le otorgó la libertad porque sobre él pesan sentencias condenatorias.

La audiencia de habeas corpus, que empezó el jueves 11, se reinstaló a las 15:00 de este viernes. A las 15:56 el Tribunal de la Corte Nacional de Justicia hizo pública su resolución sobre el estatus jurídico de Glas, en la causa que originó su detención: la orden de prisión emitida el 5 de enero de 2024 por el caso Reconstrucción de Manabí.

La jueza ponente Mónica Heredia dio a conocer tres decisiones. En primer lugar, el Tribunal concluyó que la detención del exvicepresidente en la incursión policial a la Embajada de México en Quito el viernes 5 de abril fue «ilegal y arbitraria«, por lo que «correspondería disponer la inmediata libertad de la persona afectada».

No obstante, la magistrada señaló que «existen sentencias condenatorias con autoridad de cosa juzgada» en los casos Odebrecht (asociación ilícita) y Sobornos (cohecho), «cuyas penas se encuentran unificadas«, por lo que «no es procedente conceder la libertad al ciudadano al existir en su contra otra orden de privación de libertad distinta a la que motivó la presente acción de habeas corpus«.

Lea también:

En segundo lugar, el Tribunal recordó al Servicio Nacional de Atención Integral a Personas Adultas Privadas de la Libertad y a Adolescentes Infractores (Snai) «su obligación de garantizar y tutelar los derechos de las personas privadas de libertad, en especial los derechos de vida, salud e integridad, en consideración a las circunstancias específicas del contexto penitenciario».

Medida de reparación simbólica

En tercer lugar, «como medida de reparación integral a favor» de Glas el Tribunal declaró que «esta sentencia constituye una forma de reparación simbólica en sí misma» se deja a salvo las acciones legales que se consideren a futuro por parte del afectado.

¿Qué pasó en la audiencia de Glas?

En su intervención en la audiencia desde la cárcel La Roca, el jueves 11 de abril, Jorge Glas indicó que fue presuntamente golpeado por los policías que lo detuvieron, que le dislocaron dos dedos pulgares y que lo sacaron de la Embajada esposado y cargado con los brazos atrás, en «una posición de tortura».

Por su parte, la jueza de Garantías Penitenciarias de la CNJ, Melissa Muñoz, recordó que en el momento que Glas ingresó a la Embajada de México no tenía orden de detención. Esta fue emitida después por encontrarse imputado por presunto peculado (malversación de fondos públicos) en el caso de la Reconstrucción de Manabí.

Asimismo, precisó que Glas debía volver a prisión para terminar de cumplir una pena de ocho años, producto de dos condenas por cohecho y asociación ilícita emitidas en años anteriores.

De su lado, la ministra de Interior y Gobierno, Mónica Palencia, justificó la detención diciendo que para el Ejecutivo ecuatoriano nunca hubo asilo para el exvicepresidente. Aseguró que la Convención de Asilo Diplomático sostiene que no puede otorgarse a quien esté procesado por delitos comunes.

También en Teleamazonas: