El tollo cigarro habita la profundidad del Triángulo de las Bermudas

5 6
Tiempo de lectura:1 Minutos, 45 Segundos

Los expertos en vida submarina destacan la presencia de un inusual animal en las profundidades del conocido Triángulo de las Bermudas, se trata del tollo cigarro.

Este animal escualiforme tiene la capacidad de atacar animales acuáticos mucho más grandes que él como ballenas, atunes, delfines, focas y otras especies. Incluso se han reportado ataques del tollo cigarro a submarinos.

Según el portal de noticias RT, » A menudo, el ‘Isistius brasiliensis’ se considera una molestia debido a los daños que puede causar a submarinos. Durante la década de 1970, varios sumergibles de la Marina de EE.UU. se vieron obligados a regresar a sus bases para reparar los daños causados por mordeduras del tiburón en las cubiertas de neopreno de las cúpulas de sus sonares».

El tollo cigarro puede alcanzar una longitud de entre 42 y 56 centímetros, además es conocido por su dentadura ordenada como una sierra redonda con la que logra sacar trozos circulares del cuerpo de sus presas y por esta razón es coloquialmente conocido como cortador de galletas.

Este inusual habitante de las profundidades del Triángulo de las Bermudas suele hacer migraciones de entre 2 000 y 3 000 kilómetros con la finalidad de conseguir alimento.

«Además, el animal está cubierto de fotóforos productores de luz en su parte inferior con los que brilla en la oscuridad. Cuando otros depredadores ven este brillo en las profundidades, se dirigen para comprobar su procedencia y, en ese momento, el cortador de galletas les ataca por un costado», publica el portal RT.