Hombre mató a su madre y luego bailó con su hermana junto al cadáver

0 4
Tiempo de lectura:5 Minutos, 4 Segundos

Un hombre está acusado de asesinar a su madre en medio de una discusión en la cena días antes de Navidad y luego bailar con su hermana menor junto al cadáver.

El sospechoso del atroz crimen es Mike López, un joven de 23 años de Springville, Utah (EE.UU.) que enfrenta cargos por homicidio agravado, violencia doméstica en presencia de un niño y posesión de arma por una persona restringida.

Su madre, Victoria Ramírez, tenía apenas 43 años, vivía con él y con sus otras dos hermanas, una de 14 y otra de 17 años.

ATROZ CRIMEN

Según los medios locales, el joven entró al comedor de la familia mientras su madre estaba sentada preparando la cena con sus dos hermanas menores con una escopeta.

“Mike se volvió hacia su hermana de 14 años y se asintieron con la cabeza” según revelan los informes policiales.

La adolescente de 14 años corrió y se encerró en un baño cercano, mientras que su hermana de 17 años presenció lo que sucedió.

Según los relatos y testimonios recopilados por las autoridades, las últimas palabras de la madre fueron escalofriantes. “Sé que me vas a matar y te amo”, le dijo a su hijo.

La joven de 17 años, al escuchar las palabras de su madre, presenció cuando su hermano le disparó a su madre. La bala impactó en el cuello de su madre, provocando su muerte casi instantáneamente.

Además, de acuerdo con los registros judiciales la joven de 14 años salió del baño después del tiroteo donde confirmó la muerte de sus madre. El joven habría tomado del brazo a la adolescente y los dos empezaron a bailar junto al cuerpo de su madre muerta.

TESTIMONIO DE MIKE

Por su parte, la joven de 17 años corrió al baño y cerró la puerta. Logró escapar por la ventana y dar aviso a su hermana mayor, quien informó a las autoridades sobre el hecho.

“Cuando llegó la policía, descubrieron a (Mike) tirado en una bañera llena en un baño de la planta baja con la escopeta apoyada contra la bañera”, dice la declaración jurada de causa probable. “(Él) fue arrestado y finalmente transportado a la cárcel del condado de Utah”.

Mike parecía no responder cuando llegaron las autoridades, pero no tenía heridas. Al ser examinado en el hospital determinaron que estaba fingiendo la condición. 

También descubrieron rastros de THC, el componente psicoactivo de la marihuana, en su organismo.

En la declaración jurada se indica que el momento en que lo acusaban al hombre de matar a su madre, Mike «asintió afirmativamente con la cabeza y comenzó a llorar». Además dijo a los oficiales que alguien le habría dicho que lo hicera.

COMPORTAMIENTO EXTRAÑO

La hermana de Mike, de 17 años, dijo a los detectives que su hermano había estado actuando de manera extraña en los días previos al asesinato.

“Mike ha estado actuando realmente extraño últimamente, donde ha estado meditando mucho donde dice ir a diferentes dimensiones y (estaba) hablando de mucha gente mala”, dice la declaración jurada.

La adolescente dijo que creía que su hermano, quien compró la escopeta y una pistola el día antes del tiroteo, le había estado proporcionando marihuana a la joven de 14 años. También sostuvo que creía que su hermana menor sabía que iba a matar a su madre.

Los investigadores también entrevistaron a la adolescente de 14 años, quien habría bailado con Mike junto al cadáver de su madre.

“La joven de 14 años estaba actuando de manera muy extraña. Admitió que ella y Mike han estado juntos mucho últimamente, y se turnan para dormir para poder cuidarse el uno al otro”, se afirma en el documento.

La niña dijo que estaba con su hermano cuando compró las armas en Sportsman’s Warehouse en Provo.

Además, “cuando se le preguntó por su madre, afirmó que no fue su madre a quien dispararon. Cuando le preguntamos quién era, dijo que era otra persona “, escribió un detective.

La niña, que no mostró emoción durante la entrevista, dijo a los investigadores que estaba en el baño cuando el hombre dispararon la escopeta contra su madre.

“Le pregunté sobre bailar con Mike después de que mató a su madre. Ella me miró y sonrió, y dijo que recordaba haber bailado, y luego estaba tratando de recitarme la canción. Ella negó tener conocimiento de que Mike iba a dispararle a Victoria”, dice la declaración jurada.

La menor de 14 años aún no enfrenta cargos relacionados con el asesinato de su madre.