Laboratorio de Wuhan admite tener tres cepas vivas de coronavirus de murciélago

0 0
Tiempo de lectura:2 Minutos, 28 Segundos

La directora del Instituto de Virología de Wuhan (China), Wang Yanyi, admitió este sábado, en una entrevista con el canal CGTN, tener tres cepas vivas de coronavirus de murciélago en el laboratorio, pero insistió en que ninguna de ellas es la fuente de la pandemia mundial.

Asimismo, explicó que el laboratorio de Wuhan se encuentra investigando las cepas vivas de coronavirus de murciélagos desde el 2004.

Tanto que «ha aislado y obtenido algunos coronavirus de murciélagos». «Ahora tenemos tres cepas de virus vivos (..) Pero su mayor similitud con el SARS-CoV-2 solo alcanza el 79,8 %», señaló la inmunóloga. «Es una diferencia obvia», declaró. 

En este sentido, la científica calificó de «pura fabricación» las especulaciones de que el nuevo coronavirus se filtró del Instituto de Virología de Wuhan

A pesar de que el Laboratorio de Wuhan admite tener tres cepas vivas de coronavirus de murciélago, resalta que no crearon el virus.

La inmunóloga subrayó que el laboratorio recibió por primera vez muestras del SARS-CoV-2 el pasado 30 de diciembre.

«Antes no teníamos ningún conocimiento de él, ni habíamos encontrado, investigado o tenido el virus. De hecho, como todos los demás, ni siquiera sabíamos que existía el virus. ¿Cómo podría haberse filtrado de nuestro laboratorio cuando nunca lo tuvimos?», aseveró Wang

EL CORONAVIRUS ADAPTADO PARA INFECTAR A LOS HUMANOS

Este fin de semana también se reveló un estudio en el que se asegura que el coronavirus puedo haberse creado en un “experimento de cultivo celular” en un laboratorio. Ya que “está adaptado de manera única para infectar a los humanos”.

Este estudio hace referencia a las cepas vivas del coronavirus y las posibilidades del origen del SARS-CoV-2.

Nikolai Petrovsky, un prestigioso experto en vacunas, dijo que el virus “no era típico de una infección zoonótica (animal a humana) normal”. Porque apareció con la habilidad “excepcional” de ingresar a los cuerpos humanos desde el primer día.

Sin embargo, el experto no descartó las dos posibilidades. La primera que fue «una transmisión casual de un virus de un animal aún no identificado a un humano. Y la otra posibilidad es que fue una liberación accidental del virus de un laboratorio», aseguró Pretrovsky.