Los animales en Nicaragua viven su propio drama tras impacto de dos huracanes

0 0
Tiempo de lectura:2 Minutos, 56 Segundos

La búsqueda de un techo, agua, y comida no es exclusiva de los seres humanos en la zona golpeada recientemente por los poderosos huracanes Eta e Iota en Nicaragua, ya que los animales viven un drama similar, informó este lunes el Ministerio del Ambiente y los Recursos Naturales (Marena).

Según un reporte de la Universidad de las Regiones Autónomas de la Costa Caribe Nicaragüense (Uraccan), citado por Marena, los animales salvajes han empezado a acercarse a las zonas habitadas por humanos en busca de alimentos o techo.

Animales en peligro de extinción

Especies en peligro de extinción como el mono congo, el tapir (Tapiros bairdii), loras o tucanes, han sido vistos en los alrededores de las viviendas, en zonas rurales, a la espera de alimento o refugio, según informó un delegado del Marena.

«Hemos encontrado loras, tucanes, incluso encontramos un tapir, en la comunidad de Mongallo (noreste), algo que fue sorprendente, en el patio de una casa», dijo el delegado del Marena Saúl Castillo, miembro de un equipo que estudia el comportamiento de la fauna del noreste de Nicaragua, tras el impacto de Eta el pasado día 3, y de Iota el 16, ambos en categoría 4 en la escala Saffir-Simpson, de un máximo de 5.

El tapir, también conocido como «danto» en Nicaragua, es uno de los mamíferos más grandes y escasos del país. Puede llegar a pesar 175 kilos, pero no se cuentan más de 600 individuos en el territorio, según datos del Zoológico Nacional.

Animales sobreviven como pueden

La Uraccan informó que una colonia de 12 monos congos «que quedaron sobreviviendo en el único árbol gigante que quedó en pie en la comunidad Ojo de Agua, en Siuna (Región Autónoma Caribe Norte)», debió ser alimentada por un equipo técnico de dicho centro de estudios y del Marena para evitar que murieran de hambre.

Tanto el tapir, como el mono congo, cinco especies de tucanes y cuatro de loras, están en la lista de especies en «peligro de extinción» de Nicaragua.

Sin embargo, el país cuenta con el equivalente al 10 % de la biodiversidad mundial, según datos del Marena, que no ha informado los detalles del impacto de los huracanes en la vida silvestre.

Peligro de la vida silvestre

«Nos hemos encontrado con una diversidad de fauna en estado crítico», aseguró Castillo.

Una situación similar se vivió en la misma zona en 2007, tras el paso del huracán Félix, cuando hubo reportes de animales y humanos peleando por comida en los patios de algunas viviendas.

Mire también

EFE