Realidad laboral de las mujeres es cada vez más desfavorable en Ecuador

La realidad laboral de las mujeres en Ecuador, según las últimas cifras del INEC, es cada vez más desfavorable.

En el 2020 aumentó el desempleo para ellas, la tasa es de casi el doble que la de los hombres. Incluso sus sueldos se redujeron.

Las cifras dicen que en diciembre de 2020, de los ocho millones de personas que formaban parte de la población económicamente activa, 4, 7 millones eran hombres y 3,3 millones mujeres. Pero solo 802 930 tenían un empleo adecuado, es decir trabajaban 40 horas a la semana y recibían al menos un salario básico unificado.

El 2020 cerró su último mes con una tasa de desempleo de 6,7 % para las mujeres.

De acuerdo a información del INEC, el año pasado 69 292 mujeres se quedaron sin trabajo. De las que siguieron trabajando un grupo vio reducidas sus jornadas.

Le contamos los detalles en el siguiente video

Impacto de la pandemia

El impacto de la pandemia sobre las mujeres tiene múltiples facetas. Entre las cuales una de las más severas ha recaído sobre su salud mental, concuerdan especialistas de la Federación Internacional de la Cruz Roja (FICR).

Las mujeres están sobrerrepresentadas en prácticamente todos los sectores que más han sufrido con el parón de las economías, han perdido gran parte de sus ingresos y han tenido que asumir, por contra, el cuidado y seguimiento de los niños que dejaron de ir a la escuela en muchos países, y de los adultos mayores que no podían salir para evitar contraer el coronavirus.

En estas circunstancias, «el rol protector de las mujeres se ha incrementado», asegura Silvia Toledo, especialista en Protección, Género e Inclusión para los países andinos de la FICR, un organismo que coordina operaciones humanitarias en todo el mundo.

Los confinamientos -relata- obligaron a muchas mujeres «a quedarse en casa con sus agresores». Además, tuvieron un impacto dramático en niñas y adolescentes, que ya empieza a constatarse en Latinoamérica.

Toledo revela que hubo un aumento muy importante de embarazos de adolescentes e incluso de niñas (menores de doce años), en este último caso debido a violaciones, una situación que empieza a hacerse visible con el aumento de las que acuden al sistema sanitario para dar a luz. EFE