Republicanos reacios a aprobar ayuda económica en EEUU

0 0
Tiempo de lectura:3 Minutos, 50 Segundos

El líder de la mayoría republicana en el Senado, Mitch McConnell, desdeñó el martes la presión de los demócratas para someter inmediatamente a votación una propuesta del presidente Donald Trump de entregar cheques de 2.000 a la ciudadanía por la pandemia del coronavirus, afirmando solamente que la cámara alta “comenzará un proceso” para abordar el asunto.

El martes aumentaba la presión sobre el Senado, liderado por los republicanos, para que siga el ejemplo de la Cámara de Representantes, dominada por los demócratas y que el lunes votó abrumadoramente a favor de la demanda del presidente saliente de aumentar los cheques que originalmente iban a ser de 600 dólares.

Republicanos apoyarán iniciativa

Un número creciente de republicanos, incluidos dos senadores que participarán en las elecciones de segunda vuelta del 5 de enero en Georgia, han dicho que apoyarán la cifra de 2.000 dólares, pero la mayoría de los senadores republicanos se oponen a un mayor gasto, incluso si eso significa oponerse a Trump.

El resultado del proceso es muy incierto, luego de que los legisladores se abstuvieron de tomar su receso decembrino para abordar el tema.

“No deberíamos levantar la sesión hasta que el Senado realice una votación”, opinó el líder demócrata en el Senado, Chuck Schumer, mientras hacía una moción para promover una votación.

McConnell, quien ha dicho poco públicamente sobre la solicitud de Trump, se opuso, pero tampoco dio muchos indicios de sus planes.

Proceso en el Senado

“El Senado comenzará un proceso”, dijo el líder republicano. Agregó que él planea “enfocarse” en la demanda del presidente de los cheques de 2.000 dólares y otros asuntos pendientes.

El domingo, Trump aprobó con renuencia el proyecto de entregar los cheques de 600 dólares. La Cámara de Representantes aprobó el lunes por abrumadora mayoría subir la cifra a 2.000, pero los senadores republicanos se resisten a aumentar el gasto.

La presidenta de la Cámara de Representantes, Nancy Pelosi, dijo la víspera que “los republicanos tienen una opción: Votar en favor de este proyecto de ley o votar para negarle al pueblo estadounidense” la ayuda que necesita durante la pandemia.

A fin de cuentas, los resultados del enfrentamiento podrían terminar siendo más simbólicos que concretos.

Paquete de más de 2 billones de dólares

La acción de los legisladores durante la rara sesión en la semana posterior a la Navidad podría hacer poco para modificar el paquete por más de 2 billones de dólares para gastos federales y ayuda económica por el COVID-19 que Trump promulgó el domingo, uno de los proyectos de ley más grandes de este tipo y que proporciona apoyo a millones de estadounidenses.

El representante Kevin Brady, el republicano de mayor rango en la Comisión de Recursos y Arbitrios de la Cámara de Representantes, reconoció la división y dijo que el Congreso ya había aprobado fondos durante la crisis del COVID-19. “Nada en este proyecto de ley ayuda a nadie a volver a trabajar”, argumentó.

Mire también

El paquete que el presidente firmó incluye dos partes: 900.000 millones de dólares en ayuda por el COVID-19 y 1,4 billones para financiar a las agencias del gobierno. Proporcionará dinero a negocios y personas, además de evitar un cierre gubernamental que de otro modo hubiese comenzado el martes, en medio de la crisis de salud pública.