La expresidenta boliviana Áñez denuncia acoso desde el partido gobernante

0 0
Tiempo de lectura:2 Minutos, 27 Segundos

La expresidenta interina de Bolivia Jeanine Áñez denuncia acoso por parte del gobernante Movimiento Al Socialismo (MAS).

«Denuncio a la opinión pública y a la comunidad internacional que soy víctima de acoso permanente por parte del MAS, a través de la policía y otros sujetos no identificados», publicó Jeanine Áñez en Twitter.

Denuncia acoso vía redes sociales

La exmandataria transitoria subrayó en una serie de mensajes en la red social que se defenderá de toda acusación en su contra, a la vez que advirtió de que «cualquier atropello es responsabilidad de este gobierno».

Áñez acompañó sus mensajes de un video que aseguró que muestra a varias personas intentado averiguar su paradero, «amedrentando a las personas que trabajan en el condominio en el que vivo».

La expresidenta boliviana afirmó cuando dejó el puesto el mes pasado que se retiraba a su tierra natal, la región amazónica de Beni, y que desde allí se defendería de cualquier proceso en su contra.

El MAS sugirió responsabilidades penales

El anterior Parlamento del país, con la mayoría de dos tercios que entonces tenía el MAS, sugirió un juicio de responsabilidades contra ella por una serie de episodios violentos tras asumir de forma interina el poder en noviembre de 2019.

El MAS tiene ahora mayoría simple en la nueva Asamblea Legislativa o Parlamento salido de las elecciones de octubre pasado, mientras que ese proceso contra la exmandataria requiere aprobación de los dos tercios.

La grave crisis en Bolivia

Jeanine Áñez, entonces una senadora opositora, asumió el poder de forma transitoria tras anunciar su renuncia el entonces presidente Evo Morales, quien denuncia que fue forzado por un golpe de Estado, y todos los que podían sucederle, por lo que el país quedó en un vacío de poder durante dos días.

Bolivia atravesó una grave crisis política y social entre octubre y noviembre del año pasado, con episodios violentos que provocaron al menos 37 muertos.

Además, dejó más de 800 heridos según la Defensoría del Pueblo, que algunos de ellos están aún bajo investigación judicial y de organismos internacionales.

Mire también

EFE