Reacciones tras la destitución de María Paula Romo

2 1
Tiempo de lectura:3 Minutos, 22 Segundos

Como un juicio político lleno de cálculos y vendetas, con un mensaje negativo para la Policía y un respaldo para los violentos de las movilizaciones de octubre, califican los analistas a la actuación de la Asamblea en contra de la Ministra María Paula Romo.

Le contamos los detalles en el siguiente video

La Asamblea Nacional de Ecuador censuró y destituyó con su voto a la ministra de Gobierno, María Paula Romo, la noche de este martes, por los hechos ocurridos en el paro de octubre de 2019

Con 104 votos a favor, 18 en contra y 12 abstenciones, y en una sesión transmitida vía online, la ministra fue censurada por incumplimiento de funciones, lo que supone su destitución, según la Constitución del país.

Golpe político

La destitución de la ministra supone un duro golpe político para el presidente, Lenín Moreno. Romo era desde 2018 su mano derecha y la cara más visible del Ejecutivo ecuatoriano.

El juicio político, el cuarto al que era sometida la ministra. Este fue impulsado por dos asambleístas independientes, Lourdes Cuesta y Roberto Gómez, y la correísta Amapola Naranjo.

El proceso se desarolló de forma virtual con la presencia física de Romo en el palacio de Carondelet, sede del Ejecutivo. Desde allí la ministra defendió sus decisiones durante las manifestaciones.

Romo alegó que sus decisiones fueron las apropiadas frente a lo que consideró un intento de desestabilizar al Gobierno y no protestas «pacíficas» de la ciudadanía.

Bombas lacrimógenas

La ministra fue acusada de uso de bombas lacrimógenas caducadas y lanzamiento de bombas lacrimógenas a «centros de paz» o de acogida humanitaria, una terminología que rechazó tajantemente en la defensa que hizo ella misma por la mañana.

Entre sus pruebas de descargo, la ministra señaló que las bombas lacrimógenas usadas no representaban un peligro para la salud pese a su caducidad. Además, aseguró que «la Policía respondió a la violencia extrema que hubo en octubre de 2019».

En un mensaje a la nación Moreno se quejó de que «el juicio se ha centrado en la actuación de la Policía en los violentos días de octubre», y defendió que esta «fue prudente y mesurada, de convicción democrática bajo la conducción serena, y siempre firme de la ministra Romo».

Y consideró que «en nada abona la decisión de la Asamblea» a estabilizar el país después de las varias crisis de los últimos años.

«Hoy el Gobierno pierde a una valiosa funcionaria, el país pierde el servicio de una ciudadana valiente y comprometida», afirmó Moreno. Además, le agradeció a Romo su desempeño durante la pandemia y su «defensa a la democracia».

El presidente anunció que Romo será sustituida por el general de la Policía Patricio Pazmiño, hasta hoy viceministro del Interior.