Curiosidades de la Reina Isabel

1 0
Tiempo de lectura:7 Minutos, 18 Segundos

94 años de vida dan para muchas anécdotas, especialmente si se trata de la Reina de Inglaterra, hoy queremos recordar algunas curiosidades.

De quien no necesita pasaporte para viajar por el mundo, peor aún una licencia de conducir, quien ha roto varios record guiness, y su vida está llena de extravagancias y misterios.

Desde que fue coronada en 1953, el look de la monarca siempre es impecable y ha sorprendido con una serie de accesorios que aportan un toque diferente a su atuendo.

Los sombreros; sin duda, son parte esencial en su vestuario.   En casi 7 décadas ha lucido más de 5.000 de éstos que probablemente terminarán en un museo.  

Le encantan los decorados con flores naturales o de tela, con plumas y diferentes incrustaciones.  

Todos son por supuesto diseños exclusivos y sus exigencias son que el ala no debe tocar su hombro ni entorpecer su visión.  

Muy pocas veces se la ve sin sombrero y solo ella se da el lujo de repetirlos cada cierto tiempo.

Con sus inseparables bolsos sucede algo parecido; usa con frecuencia los mismos y es casada por más de 50 años con la marca inglesa Loner.  

El modelo más sencillo, oscila entre los dos a 3 mil dólares. 

Se estima que tiene alrededor de 200, todos muy parecidos entre si, aunque ella prefiere las carteras negras de cuero que combinan con todo.  

Y al hablar de este accesorio resulta imposible no preguntarse por qué lo lleva a todas partes y nunca se separa de él?

El bolso que cuelga estratégicamente de su brazo sirve para enviar señales al equipo que trabaja con ella.  

Si la monarca lo cambia de una mano a otra significa que está preparada para terminar una conversación; si lo posa encima de una mesa está lista para marcharse; o si lo deja en el suelo, advierte que tiene una conversación poco interesante y necesita la intervención de alguien de su gabinete.  

Su rol en definitiva, es más importante que el de ser un lujoso accesorio.

Y el combo perfecto de la soberana además de los sombreros y sus impecables trajes han sido sus zapatos.  

Por medio siglo, la reina ha permanecido fiel a un mismo estilo; mocasines negros o marrones de tacón ancho.  

Y si alguna vez los ha “traicionado” ha sido básicamente en otro color.  

Son cómodos, clásicos, y los venden por alrededor de mil quinientos dólares en una reconocida tienda de calzado londinense donde guardan por décadas la horma de madera de la reina para no errar con las medidas.   

Sin embargo sus colaboradores se encargan de arreglarlos, ponerles tapas y cuidarlos pues ella prefiere los usados a estrenar constantemente un par nuevo, sobretodo para sentir confort en sus actos oficiales.

Otra curiosidad de la Reina Isabel II es que aunque rara vez lo hace, le encanta manejar.  

Desarrolló esta habilidad en su adolescencia.   Tuvo clases de manejo y mecánica.  

Aprendió a cambiar llantas, reparar cosas simples de un motor y manejar ambulancias y camiones.  

Lo anecdótico es que su majestad es la única persona en su país que no necesita un permiso para conducir y lo mismo sucede con su pasaporte.    Viaja por todo el mundo sin identificación y sin pasar por migración.  

Es que es ella quien otorga los documentos oficiales en el Reino Unido pero estos beneficios no se extienden al resto de la Familia Real.

Si algo caracteriza a Isabel II es su seriedad y su seguimiento estricto del protocolo sin embargo sus allegados aseguran que en la intimidad es una mujer con mucho ingenio para el humor, a la que le gusta reír y que rían con ella.

Y seguramente parte de ese buen humor es responsabilidad del chocolate que es su debilidad y en especial el pastel hecho con este delicioso ingrediente.  

La dieta de la monarca es más sencilla de lo que nos imaginábamos.   Desayuna cereales; las zucaritas de Kellogs le fascinan!!! Además de fruta fresca, huevos revueltos y galletas con mermelada.  

Otro plato que es del gusto de la reina es el típico fish and chips, comida rápida inglesa compuesta por pescado frito y papas a la francesa.

Le apasionan los caballos desde que tenía 16 años y veía a su padre el rey Jorge VI disfrutando de sus purasangre.  

Conoce del tema, monta los fines de semana o cada vez que tiene oportunidad y asiste al hipódromo como espectadora y exitosa dueña de corceles de carrera.  

Ha ganado varias competencias y mucho dinero haciendo grandes apuestas.

Los perros no se quedan atrás.   Es conocida su predilección por la raza corgis galesa, considerada la más antigua de Gran Bretaña.  

El primero le regaló su padre cuando tenía 6 años y en su momento la acompañaron hasta a su luna de miel.  

Por palacio han pasado más de 30 de estos ejemplares, el último murió en 2018, así terminó la era corgi en la realeza pero otro tipo de canes acompañan a la realeza.

Su amor a sus mejores amigos ha sido tal que en 2012, cuando se le solicitó a la reina que participe en una escena de la película de James Bond, puso como condición que sus perros aparezcan en escena; y así sucedió…  

Desde Winston Churchill hasta Boris Johnson, la soberana británica ha visto pasar a 12 hombres y dos mujeres como primeros ministros de su país y a 13 presidentes de Estados Unidos, y pronto será un décimo cuarto.  

Además ha conocido siete Papas y ha visitado el vaticano por 4 ocasiones.   Todos pasan y ella se mantiene…

La reina de Inglaterra, de 94 años, tiene una salud envidiable.   Los expertos dicen que puede dar las gracias a su madre, que vivió 101 años, por haberle transmitido buenos genes.  

Además nunca ha fumado ni bebe licor en exceso y su dieta es muy saludable, sobretodo porque no ingiere papas, arroz ni pasta y prefiere platos sencillos.  

Duerme lo adecuado, monta y siempre camina.   Estos y otros detalles más de su estilo de vida están vinculados sin duda alguna a su longevidad.

Más videos en : https://americavive.online/

También puedes ver: https://www.teleamazonas.com/existencia-de-sirenas/

#americavive #reinaisabella #reinadeinglaterra