EEUU podría permitir a congresista portar arma en Congreso

0 0
Tiempo de lectura:3 Minutos, 0 Segundos

Una congresista que acaba de ser elegida por Colorado y que acostumbra a llevar una pistola al cinto le ha solicitado a la policía autorización para portar el arma en los predios del Congreso. Y si recibe el permiso, probablemente no será la única.

La práctica es legal desde hace décadas según normas legislativas, aunque el público en general tiene prohibido portar armas en el palacio legislativo y sus oficinas adyacentes.

Lauren Boebert, de 33 años, le solicitó la autorización a la Policía del Capitolio. Es una republicana de un distrito conservador en Colorado y propietaria de un restaurante decorado con armas de fuego en un poblado precisamente llamado Rifle.

Boebert fue elegida este mes tras una campaña en que hizo alarde de su afición a las armas y de su proclividad por llevar al cinto una pistola Glock. En junio en las internas republicanas, derrotó a Scott Tipton, un legislador con cinco períodos a su favor, al acusarle de no ser suficientemente leal al presidente Donald Trump.

Boebert hizo su pedido a la Policía del Capitolio hace pocos días cuando llegó a Washington para la orientación a los nuevos legisladores, informaron dos fuentes legislativas. Ambas fuentes —una demócrata y una republicana— hablaron a condición de anonimato.

Boebert, a quien Trump ha elogiado como “una combatiente” que “nunca se arrodillará ante el establishment en el Congreso”, no aceptó pedidos de entrevistarla.

Su asesora Laura Carno dijo en un email que el pedido a la policía “era una discusión privada, una indagación sobre cuáles eran las normas, y por lo tanto la congresista electa no hablará públicamente sobre el tema”.

La llegada de Boebert al Congreso surge en momentos en que la tenencia de armas se ha convertido en un tema sumamente controversial en la política estadounidense, dadas las recientes masacres con armas de fuego, los intentos de los sectores de derecha de aflojar las normas de tenencia de armas y la presencia de militantes armados en las marchas de partidarios de Trump.

Aun así, es poco probable que una reforma profunda de las leyes actuales sea aprobada dado que las elecciones arrojaron Congreso casi igualmente dividido, pese a que la presidencia la ganó el demócrata Joe Biden.

La portavoz de la Policía del Capitolio, Eva Malecki, no respondió a preguntas sobre las indagaciones hechas por Boebert ni sobre cuántos legisladores están armados.

Funcionarios de esa instancia no dieron respuestas directas en una interpelación en la Comisión de Asuntos Administrativos de la Cámara de Representantes en 2018, cuando se les preguntó cuántos legisladores van armados en el Capitolio. Los funcionarios simplemente entregaron una respuesta por escrito confirmando que “estamos al tanto” de las preguntas que se han hecho sobre el tema.