Ecuador no reconocerá resultados de elecciones parlamentarias en Venezuela

9 2
Tiempo de lectura:3 Minutos, 59 Segundos

El Gobierno de Ecuador anticipó este sábado que no reconocerá los resultados de las elecciones parlamentarias que tendrán lugar mañana, domingo, en Venezuela.

Esto por considerar que su organización, en el marco del Gobierno del presidente Nicolás Maduro, no cumple con principios de transparencia ni verificación.

A través de un comunicado de la Cancillería, el Gobierno insistió en que, más bien, considera viable para Venezuela una «transición política, pacífica y democrática».

«Ecuador ha sido constante en expresar su firme rechazo y preocupación por el continuo deterioro de la crisis venezolana en sus múltiples dimensiones; y la inobservancia de los derechos fundamentales en ese país, imputables a las autoridades del régimen de Nicolás Maduro», señaló el comunicado.

Además, indica que las elecciones no ofrecen las condiciones para garantizar a los venezolanos un proceso libre, justo, inclusivo y democrático».

Por ello, enfatizó en que «el gobierno del Ecuador no reconocerá los resultados del proceso electoral venezolano». Un proceso que considera «que violan la Constitución y está viciado de toda legalidad«.

«Ecuador reafirma su posición de que la única solución sostenible para superar la crisis venezolana, provocada por el régimen de Nicolás Maduro, es una transición política pacífica y democrática». La misma, que según indica el documento, se llevará a «través de elecciones legislativas y presidenciales que cumplan con los principios básicos de transparencia, independencia, universalidad y verificación».

ELECCIONES VENEZUELA

Venezuela llega este domingo, 6 de diciembre, a unas elecciones legislativas que se celebrarán en medio de una gravísima crisis económica, social y política.

Poco más de 20 millones de venezolanos están llamados a escoger 277 diputados entre unos 14.400 aspirantes. En toda esa gama de candidatos no están los líderes tradicionales de la oposición, pues optaron por abstenerse de participar en estos comicios por considerarlos fraudulentos.

Pese a que los grandes nombres de la oposición no acudirán a las elecciones, sí lo harán algunos de sus partidos, intervenidos por el Tribunal Supremo de Justicia (TSJ).

Tras la intervención, el Supremo nombró como líderes de los partidos a antiguos militantes expulsados de las organizaciones y acusados de corrupción por sus excompañeros; dejando de lado a aquellos políticos que los encabezaban hasta ese momento.

Las votaciones no serán reconocidas por la Unión Europea (UE) ni por la Organización de Estados Americanos (OEA). Y, según proyecciones, la abstención será la protagonista de la contienda.

Además, estas elecciones se celebrarán en medio de una gravísima crisis que tiene al 80% de los ciudadanos en situación de pobreza extrema y con la crisis generada por la pandemia., que ha dejado 912 muertos en el país sudamericano.

NUEVA ASAMBLEA

Quienes ganen mañana ocuparán sus escaños desde el 5 de enero de 2021, cuando se constituya la nueva Asamblea Nacional (AN, Parlamento). Esta nueva asamblea disputará el reconocimiento internacional con la actual Cámara de contundente mayoría opositora y liderada por Juan Guaidó.

Los diputados que respaldan a Guaidó, reconocido como presidente interino de Venezuela por unos 50 países, han dicho que darán continuidad a sus gestiones pese a que la Constitución establece que su período acaba en cinco años, y ellos fueron investidos en enero de 2016.

El oficialismo, por su parte, desarrolló una intensa campaña política que violó las medidas sanitarias de la pandemia al incluir numerosas concentraciones multitudinarias que contaron con la participación de representantes del Ejecutivo.

El mandatario venezolano, Nicolás Maduro, encabezó varios actos proselitistas. Y planteó, en la recta final de la campaña, que dejará la Presidencia si la oposición vuelve a ganar el Parlamento; un escenario prácticamente imposible debido a la configuración del proceso electoral.

Con información de EFE