Noche de boxeo termina en una batalla de ‘todos contra todos’

0 0
Tiempo de lectura:2 Minutos, 9 Segundos

Trad diez meses de para, se llevó a cabo una pelea de boxeo en la localidad de Lilongüe, capital de Malaui que terminó de una manera impactante.

La velada de boxeo enfrentó a Salimu Chazama contra Alexander Likande y llevaban un combate digno de una noche de deporte profesional.

Chazama logró que su rival cayera fuera del ring y varios presentes ayudaron a Likande a regresar al cuadrilátero, pero cuando lo hizo solo recibió nuevos golpes de su rival. Ante la indecisión del juez para parar el combate un miembro del equipo de Linkade, en lugar de arrojar la toalla, decidió entrar al ring y separar él mismo a los atletas.

Esto fue el punto de inflexión que hizo que la velada de boxeo desemboque en una pelea campal de todos contra todos.

Según el portal de noticias RT, «Sin dudar ni un segundo, Chazama le pegó un puñetazo al espontáneo, lo que desencadenó un caos en el ‘ring’. Una docena de personas aparecieron casi de inmediato en el cuadrilátero, dándose golpes y empujones. Ante la situación, el juez abandonó rápidamente el ‘ring’, donde la pelea se prolongó durante algunos segundos».

Chazama fue declarado ganador de la pelea de boxeo cuando el juez levantó su mano luego de la pelea campal. La Federación dijo que abrirá una investigación para determinar qué sucedió y a sus responsables.

Si bien el momento tuvo lugar el uno de noviembre, apenas esta semana se hicieron virales las imágenes de lo sucedido.