Presidente paraguayo plantea cambios de ministros para desactivar crisis

El Gobierno anunció este sábado que el presidente paraguayo Mario Abdo Benítez pidió a todo su Gabinete que ponga sus cargos a disposición para estudiar cambios, como respuesta a las protestas ciudadanas de la víspera, que se saldaron con una veintena de heridos en Asunción, tras una manifestación ante la falta de insumos médicos en el país.

El mandatario continuó esta mañana su reunión con sus colaboradores más próximos en la residencia presidencial de Mburuvicha Roga para «evaluar las situaciones de ayer» y preparar un mensaje a la ciudadanía para algún momento de este sábado, como informó a los medios el ministro de Tecnologías de la Información y Comunicación, Juan Manuel Brunetti.

«El mensaje concreto es ese: el presidente escuchó a la ciudadanía, convocó a su Gabinete y pidió que pongan su cargo a disposición», dijo Brunetti.

El portavoz insistió en que Abdo Benítez había recibido «el mensaje de la ciudadanía»; a pesar de que lo que los manifestantes pedían la salida de todo el Ejecutivo, empezando por el propio presidente, y no cambios de ministros.

Brunetti también avanzó que será el jefe del Estado quien anuncié las salidas ministeriales; esto en el momento en que «tenga hechos concretos para comunicar a la ciudadanía».

«El presidente tiene la mejor predisposición en que este segundo periodo de Gobierno sea un buen periodo, podamos recuperar la confianza de la ciudadanía y podamos hacer la mejor gestión posible», agregó.

El Gobierno de Abdo Benítez atraviesa una crisis política acentuada la pasada noche por miles de manifestantes que salieron a las calles del casco histórico de Asunción y también de otros puntos del país, para expresar su hartazgo con la gestión de la pandemia.

A punto de cumplirse un año de la detección del primer caso de coronavirus, los contagios siguen aumentando en el país; mientras que los hospitales carecen de material médico y medicamentos.

A eso se suma la escasa recepción de vacunas, con solo un lote de 4.000 dosis de la rusa Sputnik V, reservado al personal sanitario.

FRENTES ABIERTOS

Mientras que la ciudadanía salió a las calles a pedir la renuncia del presidente y su descontento con el Gobierno en general. Y la oposición paraguaya comenzó a hablar del juicio político contra el mandatario.

A lo largo de la mañana de este sábado, los distintos partidos de la oposición tienen previsto reunirse para evaluar la posibilidad de impulsar esta vía de destitución y establecer las causales para su argumentario.

El presidente paraguayo estuvo cerca de ser sometido a un juicio político en agosto de 2019, cuando apenas llevaba un año en el poder. El juicio se dio al descubrirse la firma con Brasil de un acta de compra de energía a la represa hidroeléctrica de Itaipú.

En aquella ocasión, fue su rival del oficialismo y predecesor en el cargo, el expresidente Horacio Cartes (2013-2018); ambos del conservador Partido Colorado, quien le evitó el juicio político retirando el respaldo a la iniciativa.

Sin embargo, esta vez, el sector Honor Colorado, de Cartes, ya ha anunciado que estudiará la posibilidad de respaldar el juicio político.

EFE