Prisión preventiva para médico que certificó muerte de Lisbeth Baquerizo

293 36
Tiempo de lectura:2 Minutos, 34 Segundos

Se dictó prisión preventiva por el delito de femicidio en calidad de cómplice, para el médico que habría certificado la causa de muerte de Lisbeth Baquerizo.

“Luego de la pericia médica, se llega a establecer que no se trataba de una muerte natural, sino de una muerte violenta, por las características que presentaba herida y de acuerdo al protocolo de autopsia se manifiesta que es por un elemento contundente”, asegura Cesar Zapata, comandante de la policía de la zona 8.

Por la muerte de Lisbeth la policía intervino en la casa donde fue atacada, aparentemente por parte de su conviviente. Del domicilio se recabó videos de seguridad, además solicitaron copias certificadas de la partida de función de la víctima.

Prueba de luminol

Entre las pericias que realizó la policía en la casa de la vía a la Costa está la prueba de luminol, que reveló rastros de sangre en varias partes de la vivienda, como en el baño, sala y cocina.

Eso indicaría que el cuerpo de la víctima fue manipulado en reiteradas ocasiones y la escena la habían limpiado para despistar el violento crimen.

El informe de la autopsia indica que la mujer de 30 años murió por un traumatismo cráneo encefálico a causa de dos heridas causadas por un objeto contundente. Es decir habría recibido golpes con un objeto pesado y con filo, el cual aún no es hallado.

Las heridas habían sido selladas con pegamento y con el pelo las taparon para que la familia de la joven no las notara

La policía reveló que la escena al pie de la escalera era montada. Colocaron el cuerpo de Lisbeth para hacer creer que se había caído.

El día que los agentes de la Dinased retiraron el cadáver de la sala de velación para llevarlo al laboratorio de criminalística y hacerle la autopsia, el presunto femicida huyó en su vehículo. En su fuga por poco atropelló a un policía.

Le contamos los detalles en el siguiente video