Profesor fue víctima de violento robo durante una clase virtual

0 0
Tiempo de lectura:2 Minutos, 58 Segundos

Un docente de la universidad en São Paulo (Brasil) fue víctima de un violento robo en su vivienda, ubicada en el centro de la ciudad, mientras dictaba una clase virtual.

Mario Cándido Santos de 51 años fue sorprendió por los delincuentes en su clase virtual. El profesor, como su hija embarazada, fueron tomados como rehenes, mientras los delincuentes se llevaban sus pertenencias.

Los alumnos del docente fueron testigos de este hecho, debido a que los ladrones olvidaron apagar la cámara.

En la grabación se puede observar cómo detrás de él avanza rápidamente un hombre, quien lo toma del cuello y le tapa la boca con la mano derecha. Segundos después, ingresan a la habitación otros sujetos.

Los sujetos le tapaban la boca al maestro, le pusieron un trapo en la cabeza y le preguntaban en dónde tenía los objetos de valor.

“Esto es un atraco, Mario: vamos a limpiar tu casa. ¿Dónde está tu hija? ¿Dónde está el dinero? ¿Y dónde están el resto de las cosas?”, expresa en voz baja uno de los atracadores, llamando por su nombre al profesor.

Su hija con 8 meses de embarazo también fue víctima del atraco. “Encontraron a mi hija y la pusieron a mi lado. Me dijeron que si no les entregaba todo, le harían daño a ella”, relató Cándido al diario brasilero Folha de São Paulo.

El robo duró pocos minutos, tiempo suficiente para que los ladrones tomaran la billetera del profesor, su teléfono celular, las pertenencias de su hija, así como un computador portátil y otros objetos de valor.

Mientras observaban atónitos la escena, varios estudiantes lograron avisar oportunamente a la Policía. Por ello, las autoridades llegaron a tiempo a la vivienda de las víctimas, para frustrar el escape de la banda.

Entre los detenidos se encuentran tres adolescentes, de unos 16 años. Además, de otros 3 adultos, siendo el mayor de 21 años, reportaron las autoridades a Folha de São Paulo.

Tras el asalto, la hija del docente tuvo que ser trasladada de urgencia a un hospital porque comenzó a sufrir contracciones de parto, producto del terror vivido y el enorme impacto de lo sucedido.

Horas más tardes los médicos entregaron un parte de salud satisfactorio y declararon que la mujer y su bebé se encuentran fuera de peligro.

La Policía incautó dos teléfonos celulares, dos relojes, un cinturón con chapa de oro, anteojos de sol de diseñador y dinero en efectivo, todos propiedad de Cándido.

Los seis sujetos fueron puestos a disposición de un juez brasileño, quien ya tiene en su poder la grabación del video proveniente de la aplicación Zoom, como evidencia del robo.