Alimentos para humanos que tus perros nunca deberían comer

 Varios especialistas y veterinarios de diferentes organizaciones de animales elaboraron una lista de  alimentos  comunes que los perros deben evitar, ya que  pueden ser venenosos, o incluso mortales en algunos casos, para los perros

ASPCA (Sociedad Americana para la Prevención de la Crueldad contra los Animales), el Pet Poison Helpline, un centro norteamericano autorizado para tratar el envenenamiento de animales, la Asociación Médica Veterinaria Americana, y el American Kennel Club, fueron las agrupaciones que recomendaron evitar estos alimentos:

 Alcohol

Las bebidas y los alimentos que contienen alcohol pueden ser potencialmente mortales para los perros. También pueden causar “vómitos, diarrea, disminución de la coordinación, depresión del sistema nervioso central, dificultad para respirar, temblores, acidez anormal de la sangre, coma”, señala la ASPCA.

Manzanas

Las semillas de las manzanas son tóxicas para los perros porque contienen cianuro. Las semillas pueden ser “especialmente tóxicas en el proceso de debilitamiento”, advierte la ASPCA.

Cerezas y duraznos

Las cerezas y duraznos  también contienen cianuro. El cianuro interrumpe el transporte celular de oxígeno.

Los síntomas de intoxicación por cianuro incluyen pupilas dilatadas, dificultad para respirar y encías rojas, señala el American Kennel Club (AKC)

Cítricos

Los tallos, las hojas, las cáscaras, los frutos y las semillas de los cítricos contienen diversas cantidades de ácido cítrico y aceites esenciales. Pueden causar irritación, dice a ASPCA.

Uvas y pasas

Las uvas, las pasas, las sultanas y las grosellas son tóxicas para su perro. La ingesta de incluso una pequeña cantidad puede provocar una insuficiencia renal grave y aguda.

Aguacates

El hueso, la piel y las hojas de los aguacates contienen persina. Puede provocar vómitos y diarrea en los perros, advierte el AKC.

Cebollas  y ajo

Las cebollas son tóxicas para los perros, ya que contienen disulfuro de N-propilo. La toxina provoca un daño oxidativo en los glóbulos, reduciendo la capacidad de éstos para transportar oxígeno.

El ajo es unas cinco veces más potente que la cebolla.  Los síntomas pueden incluir encías pálidas, ritmo cardíaco elevado, debilidad y colapso

Café, té y otros productos con cafeína

“La ingesta de cantidades moderadas de café, bolsas de té o puede causar fácilmente la muerte en perros o gatos pequeños”, afirma el Pet Poison Helpline.

Chocolate

El chocolate, así como el café y la cafeína, contiene metilxantinas en las semillas de cacao

Y la ingesta de metilxantinas puede provocar vómitos y diarrea, jadeo, sed y micción excesivas, hiperactividad, ritmo cardíaco anormal, temblores, convulsiones e incluso la muerte de los perros, explica la ASPCA.

Chicles y mentas

Los chicles, los caramelos de menta y otros productos que contienen xilitol, puede provocar la liberación de insulina en la mayoría de las especies, lo que puede conducir a un fallo hepático, dice la ASPCA.

Tomates y papas en grandes cantidades

El AKC señala que los tomates y papas contienen algunos componentes que son perjudiciales para ciertos animales, como la solanina. 

 Levadura

El consumo de levadura, que se encuentra en la masa de pan sin hornear, puede poner en peligro la vida de los perros.

La masa de levadura puede subir y hacer que se acumulen gases en el interior del perro

Leche y otros productos lácteos

La leche puede ser segura para los perros en pequeñas cantidades. pero en grandes cantidades es provocan diarrea u otras molestias digestivas , señala la ASPCA.

Agua de coco

El agua de coco tiene un alto contenido de potasio y no debe dársele a su mascota.La pulpa y la leche de los cocos frescos contienen aceites que pueden causar malestar estomacal

Almendras

Las almendras son peligrosas para los perros, ya que pueden obstruir el esófago o incluso desgarrar la tráquea si no se mastican completamente

 Hongos

Un pequeño porcentaje de las especies de hongos  se consideran tóxicos, los que lo son pueden causar algunos síntomas graves e incluso la muerte.

Carne y huevos crudos y poco cocinados

La carne y los huevos crudos pueden contener bacterias como la salmonela y la E. coli, que pueden ser perjudiciales para los perros. 

Alimentos salados

“Grandes cantidades de sal pueden producir sed y micción excesivas, o incluso intoxicación por iones de sodio”, advierte la ASPCA.

Medicamentos para humanos

La Administración de Alimentos y Medicamentos de EE.UU. advierte que los medicamentos destinados a las personas o a otros animales domésticos no deben administrarse a los perros a menos que lo indique su veterinario

Fuente: INFOBAE