Guerra amenaza los servicios públicos en Ucrania

Cuando un misil impactó una estación eléctrica ubicada aproximadamente a un kilómetro (menos de una milla) de su apartamento a las afueras de Kiev, Oleksander Maystrenko no entró en pánico, ni corrió a un refugio antibombas, ni sopesó evacuar, a pesar de que vive cerca de lo que abruptamente se ha convertido en el principal objetivo del ejército ruso en la guerra: Cualquier cosa relacionada con la infraestructura vital de Ucrania.

Sus vecinos tampoco se movieron a pesar del hecho de que el ataque del martes —el cual provocó una fuerte explosión— causó la muerte de tres personas, provocó daños graves en dos instalaciones ubicadas dentro del complejo de la planta y dejó sin luz a unas 50.000 casas, dijo el alcalde de Kiev Vitali Klitschko.

“No tenemos miedo porque no sólo estamos preparados logísticamente; estamos preparados anímicamente”, dijo Maystrenko afuera de su edificio, donde él y otros dos vecinos se sentaron en una banca a fumar apenas horas después del ataque.

Rusia ataca infraestructura vital de Ucrania

Así se ve la más reciente fase en la guerra de Ucrania. Moscú ha declarado abiertamente su intención de atacar con mayor frecuencia las estaciones eléctricas, instalaciones de agua y demás infraestructura vital. Un funcionario de energía de Ucrania indicó el miércoles que el 40% del sistema eléctrico del país ha sufrido daños graves, y el mandatario Volodymyr Zelenskyy dijo que las fuerzas rusas han destruido el 30% de las estaciones eléctricas de Ucrania desde el 10 de octubre.

Pero Maystrenko y sus vecinos aseguran que están preparados.

MunicipioGuayaquil
MunicipioGuayaquil

Si los rusos los dejan sin luz, cuentan con linternas y velas, comentó. Si no hay gas para las estufas, tiene planeado construir una estufa rudimentaria frente a la entrada del edificio y usar la leña que ha estado recolectando. Además, ha estado embotellando agua y abasteciéndose de encurtidos y alimentos enlatados.

Todos saben que deben tener muchos cobertores y ropa cálida para el invierno, añadió.

“Nunca ha sido un secreto que esta planta de energía es un blanco, pero nos hemos estado preparando desde el inicio de la guerra”, contó Maystrenko. Los preparativos han creado un espíritu de comunidad y un frente unido entre los vecinos, que antes se conocían sólo de vista y ahora enfrentan a un enemigo en común, añadió.

Se preparan para el invierno

Los ataques se han producido en un momento crucial, con el invierno aproximándose. Klitschko señaló que el jueves marca el inicio de la temporada de calefacción en Kiev, que al igual que muchos centros urbanos de Ucrania e incluso de Rusia usan un sistema central de la era soviética controlado por la ciudad, el cual brinda calefacción a edificios residenciales y establecimientos.

El jueves también dio inicio una campaña nacional de conservación de energía que anunció la oficina de Zelenskyy, en la que se le pide a la ciudadanía que reduzca el uso de luz entre las 7 y las 11 de la mañana. También podría haber cortes de electricidad programados.

Una instalación de energía en Kryvyi Rih, ciudad natal de Zelenskyy, fue blanco de ataques nocturnos que dejaron a los 600.000 habitantes de la localidad sin luz. El gobernador regional Valentin Reznichenko reportó daños graves y llamó a la población a conservar energía, resaltando que “cualquier marquesina o letrero iluminado o una lavadora encendida puede causar graves suspensiones de emergencia en el servicio”.

Sin luz y agua

Al enumerar los pasos de conservación en su canal de Telegram, el asesor presidencial Kyrylo Tymoshenko pidió a todos los ucranianos que “tomen esto en serio”.

Una de las zonas en donde los ataques interrumpieron por completo los servicios de luz y agua fue Enerhodar, la ciudad en el sur del país que se encuentra próxima a la nucleoeléctrica de Zaporiyia, uno de los puntos más críticos del conflicto.

Usar el suministro energético como arma no es una táctica nueva para el Kremlin, en especial tratándose de Ucrania.

“La energía siempre ha sido la vaca sagrada para los rusos, y aseguran que controlando la energía pueden controlar al país”, indicó Hanna Shelest, directora de programas de seguridad en el Foreign Policy Council Ukrainian Prism, un grupo con sede en Kiev.

Ley marcial en cuatro regiones tomadas

El presidente ruso Vladimir Putin, quien ha declarado una ley marcial en las cuatro regiones de Ucrania que se anexó ilegalmente, ha usado como herramienta de presión su capacidad para cerrar el paso del gas en un gasoducto de la era soviética que atraviesa el país. Está táctica no sólo ha sido usada contra el gobierno en Kiev, sino también en contra de las naciones europeas que dependen de la energía rusa, quienes construyeron ductos hacia Rusia por el mar Báltico.

Con esta nueva estrategia, el ejército ruso espera destruir infraestructura ucraniana suficiente para complicar la vida de los residentes lo suficiente para que empiecen a culpar a su propio gobierno, dijo Shelest.

Putin ha calificado a Ucrania de un Estado fallido y de ser parte histórica de Rusia. Al infligir sufrimiento a los ucranianos, espera que le crean, añadió.

“Lo que estamos viendo es que esto definitivamente no está funcionando tan bien”, afirmó Shelest, quien añadió que los ucranianos suelen dirigir sus frustraciones contra Putin.

Mire también