Penal de EE.UU. prohibió a guardias negros tratar con el acusado de matar a Floyd

0 0
Tiempo de lectura:2 Minutos, 55 Segundos

Ocho oficiales de prisiones presentaron una demanda alegando que el penal prohibió a guardias negros y latinos tratar con el acusado de matar a Floyd, Derek Chauvin, informaron este domingo medios locales.

Los guardias presentaron la demanda por discriminación contra las autoridades penitenciarias de Minesota (EE.UU.).

La queja se presentó ante el Departamento de Derechos Humanos de Minesota el viernes pasado. En ella los guardias del condado de Ramsey alegan que cuando Chauvin llegó el 29 de mayo pasado a las instalaciones del Centro de Detención de Adultos, el superintendente ordenó a todos los oficiales de color que abandonaran el piso donde estaría recluido, informó el canal local KSTP.

La querella legal argumenta que a los oficiales negros e hispanos se les prohibió tener contacto con Chauvin. Y fueron intercambiados con sus colegas blancos para realizar otras tareas.

Según un reporte periodístico, en la demanda de detalló que un oficial dijo sentirse «humillado» y otros agentes de color fueron vistos llorando.

La muerte de Floyd el pasado 25 de mayo en Mineápolis generó una ola de protestas y manifestaciones de repudio.

INVESTIGACIÓN

Tras conocerse que un penal prohibió a guardias negros y latinos tratar con el acusado de matar a Floyd, la Oficina del Alguacil del Condado de Ramsey dijo haber recibido una queja verbal de un delegado sindical al día siguiente. Y abrió una investigación sobre el hecho.

Chauvin permaneció recluido en el Centro de Detención de Adultos del Condado de Ramsey durante dos días. Sin embargo, luego fue transferido a la Cárcel del Condado de Hennepin el 31 de mayo y después a la Instalación Correccional de Minesota en Oak Park Heights.

Los oficiales de prisiones que se unieron a la demanda permanecen en el anonimato por temor a represalias, según Bonnie Smith, el abogado que los representa.

El penal prohibió a guardias negros tratar con el acusado de matar a Floyd, provocando que muchos se sintieran humillados.

En un comunicado compartido por KSTP, Smith dijo que «ordenar a los empleados por su raza y color de piel fue profundamente degradante y humillante. Por no mencionar ilegal».

«Estos oficiales correccionales vienen a trabajar todos los días para mantener a nuestra comunidad segura. Y las decisiones de empleo deben tomarse en función de su desempeño, no del color de su piel», concluye el abogado en el comunicado.

El fiscal general del estado de Minesota, Keith Ellison, endureció las acusaciones contra Chauvin. Actualmente, el expolicía enfrenta cargos de asesinato en segundo grado. Esto tras haber sido imputado el pasado 29 de mayo de asesinato en tercer grado y de homicidio imprudente.

Con información de EFE