Río de Janeiro autoriza eventos con hasta 500 personas

0 0
Tiempo de lectura:2 Minutos, 20 Segundos

Los cines, teatros, museos y centros culturales podrán retomar sus actividades a partir de este jueves en el estado de Río de Janeiro.

También se autorizó la celebración de eventos sociales con hasta 500 personas.

Según un decreto del gobernador fluminense, Wilson Witzel, publicado la noche del miércoles en el Diario Oficial, los cines operarán con un 40% de su capacidad.

Teatros, museos, salas de conciertos y centros culturales podrán reabrir con un tercio de su ocupación máxima.

Witzel también autorizó la celebración de reuniones y eventos sociales en salones de fiestas con hasta 500 personas. Sin embargo, este número deberá ser el límite de un tercio del aforo total de los establecimientos.

Sin embargo, la Gobernación de Río de Janeiro recordó que lo establecido en el decreto regional tiene un carácter de «recomendación». Así, cada municipio del estado tiene «autonomía» para mantener sus propias determinaciones y reglas.

De regreso a clases

El documento igualmente prevé que se retomen las clases presenciales en la red privada de enseñanza para el 14 de septiembre. En el caso de las escuelas y universidades públicas, para el 5 de octubre.

La medida, que causó controversia entre educadores y científicos, establece que las regiones deberán presentar un «bajo riesgo» de contagio durante al menos dos semanas antes de la fecha prevista para la reapertura de los centros escolares.

Realización de eventos masivos, como los deportivos o conciertos, siguen prohibidos en todo el estado hasta por lo menos el 4 de septiembre.

Río de Janeiro, que vive su «nueva normalidad» desde hace casi dos meses, da así un paso más en su acelerado proceso de desescalada.

Cabe recordar que es el tercer estado de Brasil con más infectados por el nuevo coronavirus y el segundo con más fallecidos.

Según datos del Ministerio de Salud, la región contabilizaba hasta este miércoles unos 203.000 contagiados y casi 15.000 muertos.

Brasil es el segundo país del mundo más castigado por el Sars-CoV-2, detrás de Estados Unidos. Acumula ya más de 111.000 fallecidos y 3,45 millones de casos confirmados de COVID-19. EFE