Se saturan los hospitales italianos por nueva variante Covid-19

Un año después de que Lombardía se convirtiera en el epicentro de la pandemia del coronavirus en Italia, la falta de espacio en los hospitales se está repitiendo.

El hospital M. Mellini en la ciudad italiana de Chiari se quedó sin camas para pacientes afectados por una variante altamente contagiosa de COVID-19 identificada por primera vez en Gran Bretaña .

“Sabes que hay pacientes en la sala de emergencias y no sabes dónde ponerlos”, dijo el doctor Gabriele Zanolini, quien dirige la sala para enfermos de COVID-19 en el hospital en el valle del río Po, de 160 camas.

REBROTE

El rebrote de enfermos, ahora con la variante británica, ha llenado el 90% de todas las camas de los hospitales de la provincia de Brescia, que limita con las regiones de Veneto y Emilia-Romagna, en momentos en que Italia cruzó el lunes el umbral de 100.000 muertos por la pandemia y que el país cumple el miércoles el primer aniversario de un cierre draconiano por la crisis de salud, el primero en Occidente.

El gobierno nacional en Roma está analizando medidas nuevas para frenar el repunte de casos atribuidos a variantes del virus, incluidas también las identificados en Sudáfrica y Brasil.

Con la variante británico prevaleciendo en Italia y pasando de niños y adolescentes en edad escolar al resto de sus familias, todas las escuelas de Lombardía regresaron a la educación a distancia, al igual que varias regiones del sur donde el sistema de atención de la salud es más frágil.